viernes, 14 de octubre de 2016

En los límites del abismo


El pasado día 9 se inauguró en Torrevieja la exposición “En los límites del abismo” del filósofo, pintor, poeta y docente Rafael Bascuñana Benítez y en la que se presentó, utilizando letras, pintura y medios audiovisuales, su visión (y obsesión) sobre el hombre y el ser. No tuve la suerte de asistir, pero como el autor es mi tío, conozco bastante bien su obra y su manera de pensar. Hemos pasado agradables noches de verano hablando y discutiendo sobre el hombre, el cosmos, su origen, sobre la existencia de Dios, y por qué hay algo en lugar de nada, sobre religión, política, ética y tantos otros temas. Aunque no compartimos los mismos puntos de vista en algunas temas, es su inteligencia, su entusiasmo y la manera de explicarse la razón de que me guste tanto conversar con él.

En esta exposición, el artista nos cuenta con poemas, cuadros y un magnífico vídeo documental (producido, montado y editado por otra persona maravillosa y muy querida: Luis José Muñoz Almagro), lo esencial de su pensamiento. Y para hacer esto ha razonado y plasmado sus reflexiones en creaciones con las que se esfuerza en transmitirnos sus inquietudes de manera plástica.

Rafael piensa. Y esto mismo es lo que nos propone: el que pensemos por nosotros mismos. Somos náufragos arribados a la playa de la existencia y, o comenzamos a pensar, u otros lo harán por nosotros. O nos orientamos, o habrá otros que querrán orientarnos y, lo que es peor, intentarán a toda costa imponernos su visión, algo a lo que tradicionalmente se han dedicado concienzudamente y con más o menos éxito religiones e ideologías.

Mis conversaciones veraniegas con Rafael reflejaban la manera en que iba evolucionando mi pensamiento: desde una perspectiva de defensa a ultranza de la fe hasta una crítica de la aceptación irracional de visiones cosmológicas que hoy considero pura mitología. El paso de una infancia en la que todo se nos daba masticado, hasta la madurez de pensamiento en la que, desprendido de prejuicios, decidí empezar a pensar por mí mismo, situándome en el límite de ese abismo terrible que trasciende a la razón misma.

A mí me ha llegado el mensaje y he entendido lo que Rafael intenta transmitir, por eso le dedico en agradecimiento esta entrada del blog en la que se recoge la noticia de su excelente trabajo.

video


Aquí el enlace por si no aparece el video en los dispositivos móviles.

Y la entrevista a Rafael Bascuñana




2 comentarios:

  1. Me pilla bastante lejos, pero se agradece la información. Seguro que, si tú lo recomiendas, será interesante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Reconforta saber que hay alguien que ha captado el mensaje plenamente. Yo también he disfrutado charlando contigo en las noches de verano torrevejenses. Gracias.

    ResponderEliminar